Cargando

Cómo dar de baja un suministro: todo lo que necesitas saber

Rescindir un contrato de servicios energéticos es un derecho que tienen todos los clientes si consideran que ya no les resulta conveniente seguir afiliados a la compañía suministradora, ya sea Endesa, Naturgy o cualquier otra. Pero si no sabes qué hacer y quieres averiguar cómo dar de baja un suministro de gas o de electricidad, nosotros te ayudaremos dándote una explicación detallada al respecto (costes, requisitos, plazos…), así como una serie de recomendaciones que deberás seguir para poder realizar este trámite sin ningún inconveniente.

Cómo dar de baja un suministro, dar de baja un suministro, suministro de gas, suministro de e

Cómo dar de baja un suministro de gas o electricidad

Dar de baja a un suministro, ya sea de gas o electricidad, es un derecho que tienen todos los clientes y se puede ejercer de manera totalmente gratuita a través de los servicios de atención al cliente de la compañía.

Hoy en día, casi todas las agencias comercializadoras de energía permiten que los clientes puedan dar de baja un suministro tanto por internet como a través de la vía telefónica. Esto en caso de que no desees asistir personalmente a las oficinas de la empresa.

No obstante, antes de ejercer este derecho, existen varios elementos que deberías tomar en cuenta.

El servicio es gratuito, pero hay que cancelar todas las facturas

Dar de baja un suministro es una acción totalmente gratuita, no obstante, es importante recordar que solamente puedes pedir la baja si mantienes todas las facturas del servicio al día. En cambio, si tuvieras una factura en mora, la agencia prestadora del servicio tiene el derecho a exigir que sea realizado primero el pago íntegro antes de cancelar el contrato.

Es mejor dar por finalizado el servicio de manera escrita

Para evitar malos entendidos, todos los abogados del área recomiendan a sus clientes que al momento de terminar un contrato lo hagan mediante notificación escrita exigiendo acuse de recibo. Es cierto que las llamadas telefónicas de los servicios de atención al cliente son grabadas por las compañías y se pueden consultar en cualquier momento, no obstante, lo mejor es ir por lo seguro.

Cómo dar de baja un suministro, dar de baja un suministro, suministro de gas, suministro de e

Cuándo puedo dar de baja un suministro de gas o electricidad

El cliente puede dar de baja un suministro cuando lo considere necesario siempre y cuando lo haga de manera legal apegado a los términos del contrato y a las leyes que rigen el mercado energético español. El único requisito indispensable es que lo notifique a la compañía suministradora del servicio con al menos 6 días de antelación y se encuentre al día con las facturas energéticas.

No obstante, a veces ocurren situaciones extraordinarias donde se vuelve obligatorio que el cliente acuda a la empresa a dar de baja un suministro.

Cuando fallece el titular del contrato

Los contratos de suministros tienen que estar a nombre del titular de la vivienda o de la persona que pague el servicio, ya que todas las facturas generadas serán a su nombre. Por tanto, si el titular de un contrato fallece, sus familiares o la persona que quede encargada de la propiedad tendrán que acudir a la comercializadora para dar por terminado los suministros de energías.

Cuando se vende o se arrienda la propiedad

Lo mismo ocurre cuando la propiedad tiene un nuevo propietario o arrendatario. En el primer caso resulta evidente, en el segundo solo aplica si las condiciones de alquiler no incluyen los costes de los servicios energéticos.

En todo caso, en ambos ejemplos, el interesado en ser el nuevo titular es quien tiene que acudir a las empresas con la intención de modificar el titular del contrato independientemente de que desee mantener el mismo servicio o por el contrario, rescindir el contrato.

Recomendaciones antes de dar de baja un suministro

Para evitar mayores complicaciones al momento de dar de baja un suministro y hacer que el proceso sea lo más veloz posible, el cliente debería tomar en consideración una serie de recomendaciones.

A continuación te presentamos las más relevantes.

Recuerda revisar atentamente los términos del contrato

No es raro que muchos de los contratos que adquirimos a lo largo de nuestras vidas tengan esas letras pequeñas que nos pueden complicar el trámite al momento de querer rescindirlo. Por eso, para no llevarnos una mala pasada con la compañía lo mejor es que leamos atentamente los términos iniciales que un principio aprobamos.

Si tenemos alguna duda, siempre podemos consultar una abogado.

Ten claro que servicio energético vas a adquirir una vez terminado el contrato

Tanto el suministro de gas como el suministro eléctrico son indispensables para poder reproducir nuestra vida cotidiana. Dejar de percibir uno solo de estos servicios puede comprometer seriamente la integridad de nuestra familia. Por tanto, antes de tomar la decisión definitiva de dar de baja un suministro, lo mejor es que ya tengamos previamente escogido el nuevo paquete de servicios que vamos a solicitar.

En esta misma línea, toma la previsión de calcular el tiempo y el coste que implica pasar de una oferta de servicios a otra, así, podrás sincronizar la decisión de manera que no pases ni un solo día sin ser beneficiario de algún tipo de energía.

¿Puede la empresa incluirme en una lista negra por rescindir el contrato?

La respuesta simple es no, ya que ninguna empresa comercializadora de servicios energéticos está habilitada por la Ley para crear una lista discriminante de sus clientes, a menos que los mismos hayan caído en mora. Y aun así, una vez cancelado los pagos pendientes, tendrán que de manera inmediata gozar de los mismos privilegios que cualquier otro cliente.

Por lo demás, las empresas comercializadoras de energía saben que existe un mercado muy competitivo de ofertas que hace que los clientes estén en continua rotación.

Rescindir el contrato y quedarse con la misma compañía

Puede ocurrir el caso que el cliente desee dar de baja un suministro con una determinada compañía porque no le son conveniente los términos del contrato pero se siente a gusto con los servicios de la empresa.

Cuando esto ocurre, el cliente puede dar por finalizado un determinado contrato e iniciar uno nuevo con mejores condiciones sin necesidad de cambiar de empresa comercializadora.

Aquí podrás revisar cómo cambiar el titular del contrato con una empresa comercializadora de referencia. Además, en el vídeo también podrás ver cómo hacerlo: