Cargando

¿Qué regula la CNMC?: todo lo que hay que saber

En el año 2013 el gobierno de España propuso la integración de la autoridad de competencia con los reguladores sectoriales en una única autoridad reguladora, denominada Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, mejor conocida como la CNMC. Este cambio fue justificado por la gran necesidad que existía de una mayor coordinación entre cada uno de los reguladores, para mejorar el sentido de sus decisiones y por un orden de ahorro en los costos.

La CNMC, aunque es manejada por la administración española, opera de forma autónoma, solamente acatando las órdenes del parlamento español, esto le permite defender la buena actividad de los mercados a fin de cuidar los consumidores y las compañías.

La CNMC integra diversos sectores de la economía para facilitar el manejo y la reglamentación. Estos sectores son: la energía, el área postal, competencia, audiovisuales, telecomunicaciones y transporte (servicios ferroviarios).

A lo largo de este artículo te explicaremos la historia de esta comisión, adentrándonos mucho más profundo en el mundo de la economía española y sus cambios a través de los años.

CNMC Historia, Comisión Nacional, Mercado, Competencia,

Nacimiento de la CNMC

La diversidad de sectores se debió principalmente a la liberación por la cual atravesaba la economía española y les puso un fin a los monopolios estatales.

A partir del año 1995, se empezaron a establecer distintos organismos a fin de regular cada uno de los sectores económicos nacionales. Estos organismos se conocen como las comisiones. Entre los años 2003 y 2011 se fueron creando una por una para regular los diferentes sectores de la economía. La primera de ellas fue la del Sistema Eléctrico Nacional, seguida por la del Mercado de las Telecomunicaciones y El Comité de Regulación Ferroviaria. Más tarde nacieron la Comisión Nacional de la Competencia, el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales y la Comisión del Sector Postal y de Regulación Económica Aeroportuaria.

Objetivo principal de la CNMC

El objetivo principal con el cual fue creada la CNMC, es certificar y expandir el correcto funcionamiento de una competencia positiva en cada uno de los mercados existentes, siempre con la visión importante de beneficiar a los ciudadanos españoles. De esta manera se encarga de asegurar una oferta mayor y justa a los usuarios, mientras que para las empresas prepara un mercado en donde cada resultado esté directamente relacionado con su esfuerzo.

Para esto, la CNMC establece cada cierto tiempo una sanción para operadores o fabricantes que de alguna forma hayan exagerado de su poder en el mercado para con los consumidores. Uno de los abusos que más suenan en los medios de comunicación españoles, son los problemas con las tarifas de luz.

La CNMC puede intervenir en algunos casos, como en las negociaciones que tienen las empresas para impedir la competencia de los precios de sus servicios, estableciendo un costo de referencia para ambos. Es posible ver a la CNMC interviniendo también en los acuerdos que puedan llegar las empresas para evitar el acceso a otros agentes al mercado, y en medio de las empresas que venden sus productos a otros precios que no son los establecidos.

Funcionamiento de la CNMC

La CNMC tiene como primordiales principios la eficiencia, agilidad, transparencia y objetividad con los que funciona. Este perfil inspira un sistema de funcionamiento donde es importante integrar los criterios para obtener una solución aceptable de los problemas en visión de beneficiar a los usuarios.

Principalmente el mover del organismo se adapta a la normativa de la Unión Europea, que de manera especial posee en los temas de las telecomunicaciones y la energía, lo cual intenta establecer una mayor unificación del Mercado Único de la UE. Es por esto, que al mismo tiempo la Comisión ayuda de manera constante con el resto de las autoridades de supervisión.

La CNMC está estructurada en dos órganos indispensables, el Consejo y el presidente, para el ejercicio de sus funciones como órgano regulador. Las funciones que ejerce la CNMC están reunidas en la Ley. Así como todas las Direcciones de los Sectores, la Dirección de Competencia ejerce sus funciones de instrucción con independencia del Consejo.

Servicio de la CNMC

Como en lo anteriormente explicado, la CNMC cubre las necesidades de un mercado para el comprador y consumidor, para el empresario y finalmente de manera indirecta para el ciudadano español. De manera dependiente de las normas establecidas, la CNMC se empeña en la obtención de beneficios para los usuarios de diferentes tipos que existen en el mercado, sin dejar por fuera a ninguno.

Para el comprador o el consumidor de artículos y servicios, el organismo sirve para obtener ofertas mucho más diversas, de mejor calidad y a los precios que más le convenga a cada uno. En vista de los empresarios, la competencia sin límites le garantiza un éxito basado en sus propias fuerzas para sus empresas, dejando a estos usuarios lejos de las limitaciones u obstáculos que el poder mayor del mercado pueda apostar.

Finalmente, la CNMC le proporciona al ciudadano español una producción nacional mucho más competitiva no solamente en el interior del país, sino también en el mundo. Esto indudablemente dispone de una calidad mayor a los sectores económicos, por donde la estabilidad de un estado es medida y que termina influyendo en la población española.

La CNMC como supervisora

Este organismo desempeña también tareas con un perfil singular y específico a ciertos mercados donde la normativa no es aplicada de manera eficiente. Esto, lleva a que los sectores no funcionen de manera efectiva, influyendo de manera negativa entre los consumidores y empresas del mercado.

La CNMC sobre estos sectores ejerce una función de supervisión, manipulación y solución de conflictos. Estas funciones propias han sido desempeñadas sobre los sectores específicos por organismos reguladores sectoriales, debido a que la independencia de los intereses públicos y privados es requerida.

Para mejorar la competencia, la CNMC se dispone a investigar y sancionar prácticas que no suelen ser competitivas como las denuncias. Además, realiza recomendaciones con el objetivo de levantar las condiciones en los distintos mercados y supervisa las conductas de las compañías que operan en mercados regulados.

Ventajas de la integración de los Reguladores

Una de las ventajas más notables de la integración de todos los sectores económicos, es la explotación de posibles sinergias. Debido al comienzo de la libre competencia, hoy se explica que las empresas están obligadas a competir gracias a la CNMC. Este derecho a la libre competencia significa explícitamente que las compañías lograran ofrecer sus servicios en condiciones igualitarias al resto, sin que alguna termine privilegiada particularmente.

La normativa de la competencia hacia el mercado no solamente establece acuerdos acerca de la fijación de precios, sino que puede afectar otras cosas como la calidad de los productos. Es decir, que la competencia crea un marco estable para que la lucha entre los negocios pueda materializarse en otros beneficios para los usuarios.

Estos beneficios extras para los usuarios abarcan una garantía mayor de la que está prescrita en la ley, también benefician a los usuarios con servicio post venta gratuito, ciertas mejoras técnicas y un diseño más innovador.

A través de esta página, puedes enterarte sobre las normativas específicas que acarrea la CNMC. Además, reproduciendo este vídeo conocerás de una forma más dinámica la CNMC: